हरे कृष्ण हरे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हरे हरे | हरे राम हरे राम राम राम हरे हरे

POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.
¿No comprende algún término utilizado en los artículos? Visite y consulte www.glosariosanscrito.blogspot.com

23 mar 2022

La naturaleza de los verdaderos devotos (Por Srila Prabhupada Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur)


Edición en línea

Año 15, Número 1 - 21 de febrero de 2021

Rayos de El Armonista

Dedicado a nitya-līlā praviṣṭa oṁ viṣṇupāda

Śrī Śrīmad Bhakti Prajñāna Keśava Gosvāmī Mahārāja

Inspirado y bajo la guía de nitya-līlā praviṣṭa oṁ viṣṇupāda

Śrī Śrīmad Bhaktivedānta Nārāyaṇa Gosvāmī Mahārāja


La naturaleza de los verdaderos devotos

por Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura Prabhupāda





La devoción a Dios se alcanza asociándose con aquellos que le sirven tanto a Él como a Sus devotos. Ellos han hecho del servicio a Dios la esencia misma de su vida. Han hecho de las narraciones de los nombres, la apariencia, los atributos y las actividades de Dios el pilar de su existencia y siempre se dedican a discurrir sobre ellos.


No sólo hay una gran diferencia entre la forma en que el hombre común delibera sobre Dios y la forma en que el devoto delibera sobre Él, sino que las propias naturalezas de estos dos tipos de deliberación son bastante opuestas. Entre la gente común, muchos se inclinan a adorar a Dios, quien ellos saben que es el dador del placer y la felicidad mundana y celestial. Sin embargo, aquellos que son más inteligentes - es decir, aquellos que se presentan exteriormente como renunciantes pero siguen siendo los disfrutadores máximos en el corazón - pretenden adorar a Dios con el propósito de llegar a ser igual a Dios, que es el Disfrutador Supremo, y fundirse en Él.

Aquellos que se sitúan a medio camino entre estas dos clases, adoran a Dios con la intención de adquirir los ocho modos de poder sobrenatural, tales como el poder de hacerse más pequeño que un átomo, o el poder de hacerse ingrávido, esto solo para realizar sus propios deseos. Aunque se muestran pretenciosamente como adoradores de Dios, nunca admiten la eternidad de los nombres de Dios, su apariencia y demás. Ellos consideran que el Maestro Supremo de todo es gobernado por el karma. Estos supuestos adoradores no sirven a Dios con el objetivo particular de servirle y complacerle. Por el contrario, hacen que el Señor les sirva a ellos.

La naturaleza de los verdaderos devotos es diferente a la de ellos. No esperan, ni consideran necesario, el logro del placer para el cuerpo y el hogar en este mundo o en el próximo. Tampoco consideran importante el logro de la emancipación, que es tan alabada como el último logro del hombre. Los verdaderos devotos sirven a Dios por su propia naturaleza, por cada pensamiento y por cada sentimiento de su corazón. Esta fuerte propensión en ellos no cede a ninguna obstrucción, sino que corre con impetuosidad, eliminando por la fuerza todos los obstáculos que se le presentan. Es como la rápida y turbulenta corriente del río Ganges, que corre rápidamente hacia el mar inundando todas las resistencias altas y bajas, sin sufrir ningún desastre y sin detenerse en ningún punto para descansar.

Los devotos están siempre ocupados en el servicio de Dios. Ninguna tendencia hacia otra cosa, ningún otro pensamiento o acto aparte de ese servicio, encuentra ninguna oportunidad de proyectar su sombra sobre las almas de esos bhakti-yogīs, que están incesantemente en comunión con Dios y están enteramente dedicados a Él. Por puro amor, los devotos servidores de Dios están siempre ocupados en ofrecer servicio a Él y a Sus devotos. Ellos no tienen ninguna vitalidad para dedicarse a sus cuerpos; a aquellos que están relacionados con sus cuerpos como sus esposas o hijos; a su hogar; a todos aquellos que están relacionados con estos; a las bestias domésticas y a los pájaros; o a su ocupación, clase y demás.

Habiéndose enamorado del Señor de su vida, que es la vida misma de sus vidas y la vida de todos, se han entregado a Él, con toda su energía. Tales devotos, dedicando su propio ser a Dios, han hecho de Él sólo la quintaesencia de todas sus ambiciones. Y Él, también, habiendo sido detenido por su devoción, los ha hecho Sus compañeros esenciales, aunque Él mismo es el Ser más esencial para todos.

Aptado de The Gaudiya Volumen 25, Número 5

por el equipo de Rays of The Harmonist

Edición y traducción al español: Hari-ras das
Fuente: https://www.purebhakti.com/resources/harmonist-monthly/51-year-2/1032-the-nature-of-true-devotees



Contáctenos!:

Contáctenos!: