हरे कृष्ण हरे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हरे हरे | हरे राम हरे राम राम राम हरे हरे
POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.
¿No comprende algún término utilizado en los artículos? Visite y consulte www.glosariosanscrito.blogspot.com

29 ene. 2011

La Misericordia de Srila Gurudeva y Sadhu Sanga (Por Rupa Raghunath Das)


Srila Gurudeva es la morada del bhakti y él siempre es muy, muy misericordioso. Siempre que yo llevaba a alguien para verlo, sin importar cuan atrapado por maya, él siempre derramaba su misericordia. Toda su vida estuvo dedicada a complacer a los demás y a darles conciencia de Krsna.

Sin importar si eran devotos o seguidores de algún otro o de otra religión. Yo pude ver que él ayudaba a cualquiera y a todos los que se le acercaban, inclusive sin que se lo pidieran. La pureza es la fuerza y como tal sus bendiciones son muy poderosas como él. Él me dijo una vez que la asociación de su gurú era muy poderosa. Él nos aseguró que nunca caería y nunca lo hizo. Mi corazón está con él y con todos sus sinceros devotos.

Él ejecutó tantos lilas maravillosos en este mundo y estaba constantemente dando bendiciones, a través de sus ojos, con su sonrisa, con sus manos, sus amorosas palabras y sus asombrosos darsanas. Yo nunca había conocido a una persona tan bella, adornado con prema-bhakti y quien estaba siempre dando su misericordia sin cusa a todos, aún a aquellos que no eran favorables.

Él estaba agradecido por el más pequeño servicio que se le rendía. En sus luchas de poder, a veces algunas personas hablaban contra él pero él se reía de sus tonterías, señalando sus errores, simplemente presentando el siddhanta puro de nuestro parampara Acaryas.

Poco después de que él se unió al mathade su Guru Maharaja, Srila Bhakti Prajnana Keshava Goawami, a Srila Gurudeva se le dio el nombre de bhakta-bandhava, el querido amigo de los devotos, debido a su naturaleza de siempre servir y complacer a los Vaisnavas. Esto continuó a través de toda su vida. En 1996, aunque ya estaba pasado los setenta, él misericordiosamente vino a Occidente para animarnos y entusiasmarnos.

Ese fue el comienzo de su prédica mundial y aunque viejo en edad, él viajó alrededor del mundo unas treinta y cuatro veces, dando animo a todos los que conocía. En todos lados estableciendo el verdadero Siddhanta de nuestro parampara Acaryas y nos sacó de maya con sus asombrosas explicaciones de los pasatiempos del Señor. Mientras continuaba escribiendo cientos de libros y artículos sobre el movimiento de sankirtana del Señor Caitanya y de la filosofía de conciencia de Krsna.

Una vez en Houston en la casa de Sri Arun y Srimati Vinodini Verma, donde Srila Gurudeva se estaba quedando, muchos devotos se reunieron para asociarse y recibir darsana de Srila Gurudeva. Sus sirvientes personales quienes siempre eran muy misericordiosos y amables, me invitaron a entrar en su cuarto para tener la oportunidad de masajear a Srila Gurudeva. Afortunadamente esto sucedió por varios días.

Había muchos devotos en la habitación de Gurudeva y uno de los devotos comenzó a decir que había muchas diferentes energías en la habitación y que no era beneficioso para Srila Gurudeva tener tantas energías entrando en él. Él mismo era un profesional y continúo diciendo que era mejor para Srila Gurudeva ser masajeado por un profesional con las apropiadas técnicas y energía.

Al escuchar esto, Srila Gurudeva enseguida lo regaño diciéndole que se fuera. Srila Gurudeva dijo esa vez, que él no tomaba masajes para él sino que era por nosotros. Era su increíble misericordia que él nos daba una oportunidad de servirle. Aquí estábamos nosotros, sufriendo en el temeroso océano de la existencia material y Gurudeva llegó con su riqueza trascendental a liberarnos.

A él no le hacía falta que todos nosotros le diéramos masaje, en realidad era más dificultoso que estuviéramos tantos allí, pero él lo permitió. Todos estábamos ansiosos de rendir un servicio personal y seriamos grandemente beneficiados por ese servicio a Sri Gurú. Afortunadamente la oportunidad de darle masaje fue permitida por Srila Gurudeva y ese devoto humildemente se disculpo y volvió a darle masajes con el resto de nosotros.

Con gran cuidado y atención, nosotros profundamente masajeábamos a Srila Gurudeva con aceite. Era muy agradable. Tantas manos en su bello cuerpo que tenía un magnifico brillo. Era radiante y lustroso y muy bello de observar. Él estaba completamente relajado con nosotros y tenía sus ojos cerrados. Él permitió que masajeáramos su cuerpo trascendental que era suave y delicado como la piel de un bebe recién nacido.

Su piel era tan moldeable en nuestras manos que se estiraba cuando uno la masajeaba pero siempre volvía a su forma original. Así como un niño siente seguridad sosteniendo la mano de su madre y no puede ser apaciguado por ninguna otra cosa, de igual manera sostener las manos de Srila Gurudeva tenían también ese calmante efecto, que yo no quería soltar esa manos.

Esas manos de loto que bendijeron al mundo entero y que llevaron felicidad a cualquiera que las tocara. Ellas eran incomparablemente suaves y no había nada ordinario en ellas. Srila Gurudeva es un nitya-parikara of Sri Sri Radha and Krsna, eterno asociado.

Otra vez en Florida alguien que anteriormente había sido un masajista profesional, comenzó a masajear la espalda de Srila Gurudeva. De repente Gurudeva levantó su cabeza, lo miró y le dijo que parara, apartándolo con un movimiento de sus manos. Ese devoto se preocupó de que quizás hubiera ofendido a Srila Gurudeva. A la siguiente mañana él le ofreció completas dandavats a Srila Gurudeva, preocupado de que lo había ofendido.

Srila Gurudeva lo bendijo con su mano de loto y Sriman Brajanath Prabhu le aseguró que no había ninguna ofensa. Sólo que no estaba acostumbrado a su estilo de masaje. Yo también me preocupé esa vez de que me dijera que parara. Yo tomé ese incidente como una lección de Srila Gurudeva a nosotros, de que servir al gurú no depende de ninguna cualificación material, pero que solamente está basado en su misericordia la cual es inconcebible.

El conocimiento material de alguien, inteligencia y meritos no pueden comprender la extrema misericordia de Srila Gurudeva que está dotada con todas las cualidades divinas y quien tiene mucha compasión por todas las jivas que están sufriendo.

Srila Krsnadasa Kaviraja Goswami escribe en el Caitanya Caritamrta Madhya-lila:

sadhu-sange Krsna-bhaktye sraddha yadi haya bhakti-phala ‘prema’ haya, samsara yaya ksaya

“Por asociarnos con un sadhu, nuestra fe en el Krsna-bhakti, el servicio devocional se despierta junto con nuestro latente amor por Sri Krsna. Así que nuestra condicionada vida de samasra (nacimientos y muertes) llega a su fin.”
CC M 22.49

Él sigue diciendo que un lava-matra, un momento de asociación con un devoto puro no puede otorgar todo el éxito. Sólo por la asociación de un verdadero sadhu quien está veinte y cuatro horas absorto en los pasatiempos del Señor, uno puede desarrollar amor por Dios y liberarse de hábitos indeseados. Sólo él puede curar nuestra enfermedad de la ilusión material.

Una vez en Houston con Srila Gurudeva, yo lloraba por tener su darsana y tomar parte en sus masajes. Allí había muchos devotos mayores, pero de una u otra manera conseguí entrar en su habitación. Había muy poco lugar, pero conseguí un pequeño sitio y comencé a masajear el brazo derecho de Srila Gurudeva. Cuando llegó el momento de que Srila Gurudeva se volteara para masajear su espalda, él abrió sus ojos y mirándome directamente me dijo, tú, ¿Tú sabes como dar masajes? Sorprendido, yo respondí, “Si Srila Gurudeva” y sostuve mi aliento, orando para que me permitiera continuar masajeándolo. Srila Gurudeva sonrió y permitió que continuara.

El día anterior él me había pedido a mi y a otros dos que abandonáramos la habitación. Yo procedí fuera de la habitación pensando que estaba siendo sumiso, siguiendo las órdenes de mi gurú. La puerta se cerró rápidamente detrás de mi, pero nadie más había salido. Yo me sentí devastado. Inmediatamente fui adonde Brajanath Prabhu y le conté que yo había salido mientras los demás a quienes Gurudeva les había dicho, se habían quedado. Yo sentía que había fallado en la prueba de Srila Gurudeva.

Sriman Brajanath Prabhu me dijo que no me preocupara y que entrará por el balcón y observara. Cuando entré al cuarto de Srila Gurudeva, Sriman Ramacandra Prabhu hecho un poco de aceite en mis manos y alegremente comencé a masajearlo. Otro día un joven estaba en la habitación justo cuando los masajes estaban a punto de empezar y Srila Gurudeva le dijo que él era muy joven y que saliera a jugar con los otros muchachos. Después del masaje, cuando vio que el muchacho continuaba allí, Srila Gurudeva le dijo “Tu entendiste.” Yo pude ver con eso, que a veces él nos prueba para ver cuanto deseamos servirle.


Aunque yo no era un experto, masajear sus pies de loto se convirtió en mi servicio favorito. Sus pies y manos de loto eran suaves y moldeables. Mientras lo masajeábamos Srila Gurudeva permanecía completamente inmóvil.Aunque no éramos muy cualificados, Srila Gurudeva nos dio a muchos la oportunidad de servirle. Sri-guru-carana-padma, los pies de loto de Sri Gurú limpian el corazón con su resplandeciente luz. Para alguien que ha tomado completo refugio de esos pies, la densa oscuridad de la ignorancia será removida completamente.

Cuando yo estuve en Mauritius, yo le pregunté a Srila Gurudeva si le podía dar diksa (iniciación Brahman) a mi suegra. Srila Gurudeva me dijo que por él, no quería, pero que si ella quería se la daría. Así como había expresado en Houston que el no tomaba los masajes para su propio placer , así estaba dando iniciación, sin ningún motivo personal.

Yo comprendí en se momento que él no necesitaba nada de nadie, pero que por el beneficio de otros estaba dispuesto a hacer muchas cosas. Por ejemplo, mi tía tejió una bufanda y un sombrero marrón y aunque el expresó que los hubiera preferido azafrán el color de sannyasi, los aceptó pues calculó que no habría tiempo para tejer otra. Él complacientemente aceptaba muchas frutas y vegetales de mis tíos y tías, pero rió fuertemente cuando uno de mis tíos le dio una lechosa del tamaño de una pelota de futbol. Sriman Madhuvrata prabhu tomó una foto de ese momento.

Todos estamos eternamente agradecidos a Srila Gurudeva. Algunos devotos han tenido muchos años de bienaventurada asociación con Srila Gurudeva y algunos han tenido cortos momentos preciosos. Yo humildemente invitó a todos aquellos devotos que hayan sido tocados por la maravillosa gracia de Srila Gurudeva, a por favor compartir esas realizaciones o algunas memorias con nosotros para mantenernos entusiasmados en este momento de separación.

Un aspirante a sirviente de Sri Guru y los Vaisnavas,Rupa Raghunath das.

Traducido por Jayahatakosthaka dasa.

ARTÍCULOS

.

Contáctenos!:

Contáctenos!: