हारे कृष्ण हारे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हारे हारे हारे राम हारे राम राम राम हारे हारे
POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.
¿No comprende algún término utilizado en los artículos? Visite y consulte www.glosariosanscrito.blogspot.com

23 jul. 2013

10º Capítulo del libro "Srila Gurudeva El Tesoro Supremo V.II": No hay lugar para ritviks en sri-guru-tattva




No hay lugar para ṛtviks en
śrī-guru-tattva


El siguiente artículo resumido discute la doctrina recientemente inventada del sistema ṛtvik de aceptar un guru (como dīkṣā-guru) después de su desaparición y entrada en el nitya-līlā. Es muy peculiar que los proponentes de esta teoría fabricada presuponen que su entendimiento de la iniciación ṛtvik fue una regla o principio dado por el fundador ācārya de ISKCON, Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja, a ser implementado después de su partida.

En el Śrī Keśavajī Gauḍīya Māṭha, en Mathurā, India, algunos devotos curiosos preguntaron a Śrī Śrīmad Bhaktivedānta Nārāyaṇa Gosvāmī Mahārāja, Śrīla Gurudeva, sobre este tópico. Para ayudarnos a entender las intenciones de  Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja en lo referente a la continuación del movimiento consciente de Kṛṣṇa, Śrīla Gurudeva, Śrīla Bhaktivedānta Nārāyaṇa Gosvāmī Mahārāja está presentando de una manera lógica referencias de las escrituras védicas —Bhagavad-Gītā, Śrīmad-Bhāgavatam, Caitanya-caritāmṛta, Upaniṣads, y Rāmāyaṇa. Claramente, él da el significado de la palabra ṛtvik y cómo este término es visto en relación con el sistema eterno de guru-paramparā.

Para los muchos devotos que están tratando de servir a Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja y al movimiento de saṅkīrtana de Śrī Caitanya Mahāprabhu, las siguientes explicaciones ofrecerán un entendimiento críticamente importante sobre estos tópicos mal entendidos.

Pregunta: De acuerdo con las escrituras, ¿cuál es el significado de ṛtvik?

Respuesta: Las conclusión establecida de todos los Vedas, oculta profundamente en ellos y descubierta por Śrīla Gurudeva, es devoción pura por Vrajendra-nandana Śrī Kṛṣṇa, quien es todopoderoso (sarva-śaktimān) y el océano de todas las melosidades nectáreas (akhila-rasāmṛta-sindhu). Sin embargo, externamente, los Vedas parecen estar relacionados con la ejecución de yajñas destinados a cumplir los deseos fruitivos (karma-kāṇḍa) y a adorar al Brahman impersonal mediante el cultivo de conocimiento (jñāna-kāṇḍa). El Ṛg-Veda y el Atharva-Veda no tienen relación directa con la ejecución de yajña (sacrificio), en tanto que el Sāma-Veda y el Yajur-Veda están directamente relacionados con los sacrificios y sus rituales.

Ṛtau yajtiti ṛtvik. Quien conduce sacrificios de acuerdo con los mantras védicos es llamado un ṛtvik. Existen dieciséis tipos de ṛtviks involucrados en la ejecución de sacrificios védicos, a saber, brahma, udgātā, hotā, adhvaryu, brahmaccsi, parastota, maitravarun, pratiṣṭhata, potā, pratiharta, accavak, neṣṭha, agnīdhra, subrahmaṇya, gravastota, y unyaita. El yajamāna emplea sacerdotes para ejecutar un sacrificio para él, actividad por la que les paga —ṛtvijodatta-dakṣiṇām. Él selecciona a estos dieciséis tipos de ṛtviks (sacerdotes) para el sacrificio. Todos estos ṛtviks son virtuosos, de carácter elevado, eruditos en los Vedas y expertos en la ejecución y supervisión de sacrificios. Entre estos dieciséis, el hotā, el udgātā, el adhvaryu y el brahma son prominentes.



Los cuatro tipos de ṛtviks más prominentes

1.      Quien invoca las deidades particulares (devatās) para que estén presentes en el sacrificio mediante la recitación de mantras del Ṛg-Veda, ejecutando así el sacrificio, es llamado hotā.
2.      Quien canta en voz alta los himnos del Sāma-Veda para complacer y glorificar a las deidades invocadas es llamado udgātā.
3.      El adhvaryu murmura continuamente la prosa del Yajur-Veda. Lleva a cabo sus deberes específicos prestando atención extra a sus varios aspectos y a su significado, por lo que su participación en el yajña es muy importante.
4.      Proteger el yajña de los obstáculos externos, rectificar los posibles errores en la recitación y remover los distintos tipos de discrepancias que surjan en los procedimientos detallados relacionados con el yajña son las funciones del brahma. Él Supervisa el desenvolvimiento general del yajña y rectifica las faltas. Por lo tanto, el brahma es considerado superior a todos los otros ṛtviks. Entonces, es imperativo para el brahma, quien tiene la responsabilidad principal del supervisar todo el sacrificio, tener conocimiento completo de los tres Vedas (Ṛg, Sāma y Yajur).

En el Rāmāyaṇa de Vālmīki, se encuentran descripciones similares sobre el ṛtvik:

nāṣaḍaṅga vidatrāsīnnāvrato nābahuśrutaḥ
sadasyāḥ tasya vai rājñyo nāvāda kuśalā dvijāḥ

Bala-kāṇḍa, 14.21





“En el putreṣṭi-yajña (sacrificio ejecutado con el deseo de tener un hijo) conducido por Mahārāja Daśaratha, todos los ejecutores o ṛtviks estaban bien versados en todos los miembros de los Vedas. Todos ellos eran célibes estrictos que habían oído lo Vedas repetida y sistemáticamente de los expertos conocedores de los Vedas. Ellos eran además expertos en las conclusiones filosóficas”.

Encontramos otros ejemplos sobre los dieciséis ṛtviks en la descripción del aśvamedha-yajña del Rāmāyaṇa:

hayasya yāni cāṅgāni tāni sarvaṇi brāhmaṇāḥ
agnau prāsyanti vidhivata samastāḥ ṣodaśa rītvijāḥ

Bala-kāṇḍa, 14.38


“Los dieciséis ṛtviks comenzaron a ofrecer oblaciones sistemáticamente en el fuego, las cuales eran requeridas como miembros integrales del aśvamedha-yajña”.



Comenzando con el período védico hasta Dvāpara-yuga, se puede ver que muchos grandes emperadores obtuvieron los frutos deseados mediante la ejecución perfecta de sacrificios. Debido a que estos reyes no eran muy expertos en los Vedas ni en realizar sacrificios, ellos mismos se convirtieron en yajamānas y designaron ṛtviks a brāhmaṇas virtuosos y libres de codicia, quienes eran bien versados en los Vedas y en la ejecución de yajña. A veces, inclusive los brāhmaṇas que eran conocedores de los Vedas solían llevar a cabo sacrificios con la ayuda de ṛtviks para cumplir sus propios deseos. Generalmente, todos estos sacrificios eran ejecutados para cumplir deseos materiales, el principal de los cuales era alcanzar los planetas celestiales.



Pregunta: ¿Cuál es la relación entre ṛtvik y guru-tattva tal como se describe en las escrituras?


Respuesta: Después de deliberar sobre el Mahābhārata (el quinto Veda), el Rāmāyaṇa de Vālmīki y los Purāṇas, se vuelve muy obvio que los ṛtviks no tienen nada que ver con paramārtha, las cuestiones relacionadas con la meta trascendental, a saber, ātmā-tattva (la ciencia del ser), bhāgavata-tattva (la ciencia de Bhagavān), bhakti-tattva, etc. El ṛtvik no tiene como meta alcanzar mukti en la forma de la emancipación de las miserias mundanas ni lograr el servicio eterno a los pies de loto de Bhagavān después de liberarse del ciclo del nacimiento y de la muerte. Una vez concluido el yajña, el yajamāna paga la remuneración adecuada (dakṣiṇā) a los ṛtviks, y estos últimos se marchan. Entre el yajamāna y el ṛtvik no existe una relación mutua eterna.


En el Śrīmad-Bhāgavatam y también en el Mahābhārata, hay muy pocos pasajes relacionados con ṛtviks. En el Śrīmad-Bhāgavatam, dondequiera que la palabra ṛtvik se ha mencionado, es siempre en conexión con la ejecución de yajñas, pero jamás en relación con paramārtha o las metas trascendentales supremas. En el famoso episodio de Purañjana,  hay una referencia en la cual el Rey Prācīnabarhi ejecutó un ilimitado número de yajñas a través de sus ṛtviks. Como resultado de dichos yajñas, la porción oriental de la tierra estaba completamente cubierta con hierba para sacrificios (kuśa). En muchos de estos aśvamedha-yajñas, se sacrificaban animales también. Aun así, la mente del rey estaba inquieta. Eventualmente, por las instrucciones de Devarṣi Nārada, él entendió la inutilidad de los yajñas realizados para la satisfacción de los deseos materiales. Después de abandonarlos completamente, él entró en el sendero del bhakti. Este tópico se ilustra en el Cuarto Canto del Śrīmad-Bhāgavatam.


En la sección Ādi-parva del Mahābhārata, hay un episodio muy descriptivo sobre la vida del Rey Svetaki en relación con Khaṇḍavana-daha, el incendio del bosque Khaṇḍavana. Durante su vida, el Rey Svetaki hizo ejecutar tantos yajñas que todos sus ṛtviks se hartaron. A pesar de haber sido muy bien remunerados por el rey gracias a sus servicios y de haber recibido repetidos pedidos de que continuasen realizando yajñas para él, estos ṛtviks ya no querían actuar como tales. Así, sin esperanzas, Svetaki se refugió en Mahādeva Śaṅkara. Él adoró a Śaṅkara por largo tiempo y así lo complació. El Rey Svetaki pidió la bendición de que Śrī Śaṅkara mismo aceptara el puesto de ṛtvik y completara la ejecución de los yajñas. Complacido con el rey, Mahādeva Śaṅkara le ordenó a su expansión parcial, Maharṣi Durvāsā, que tomase la posición de ṛtvik y completase el sacrificio del Rey Svetaki. Habiendo designado a Maharṣi Durvāsā como el brahma ṛtvik, el Rey Svetaki llevó a cabo exitosamente sus yajñas a través de él, y finalmente alcanzó Svarga-loka de acuerdo con sus deseos.


Como se describe en el Rāmāyaṇa de Vālmīki, Mahārāja Daśaratha realizó el aśvamedha-yajña y el putreṣṭi-yajña con la intención de tener un hijo. Él designó a Śrīṅgi Ṛṣi, quien estaba bien versado en los Vedas, el ṛtvik principal (brahma). Como resultado de la ejecución de este sacrificio, él tuvo cuatro hijos. Además, Mahārāja Śrī Rāmacandra, siguiendo el loka-maryādā, los principios morales y las costumbres sociales de los reyes, realizó muchos yajñas tales como el aśvamedha-yajña a través de Mahārāja Vasiṣṭha, Vāmadeva y otros ṛṣis y munis que conocían los Vedas en su totalidad. 


De este modo, es evidente que todos estos yajñas son llevados a cabo simplemente para satisfacer deseos mundanos y alcanzar Svarga, pero nunca en busca de paramārtha, bhakti trascendental. Mientras instruía a Arjuna en el Gītopaniṣad, Bhagavān Śrī Kṛṣṇa Mismo dijo:



te taṁ bhuktvā svarga-lokaṁ viśālaṁ

kṣīṇe puṇye martya-lokaṁ viśanti

evaṁ trayī-dharmam anuprapannā

gatāgataṁ kāma-kāmā labhante




Bhagavad-gītā 9.21





“Cuando han así disfrutado placeres sensoriales celestiales, ellos regresan de nuevo a este planeta mortal. Así, mediante los principios védicos, solo logran felicidad fluctuante”.



En otras palabras, quienes están apegados a la ejecución de las actividades fruitivas mencionadas en los tres Vedas (Ṛg, Sāma y Yajur), Me adoran mediante la ejecución de yajñas, y, por aceptar los remanentes (soma-rasa) del yajña, ellos se liberan de los pecados y oran por el destino celestial. Como resultado de sus actividades piadosas, ellos alcanzan Indra-loka, donde disfrutan de los placeres divinos disponibles para los semidioses. Después de disfrutar dichos placeres sensoriales, ellos caen nuevamente a los planetas inferiores del mundo material después de haber gastado gradualmente todos sus actos piadosos. Así pues, estas personas que realizan yajñas para cumplir sus deseos materiales, tal como se prescribe en los tres Vedas, regresan repetidamente a este mundo material. Śrī Kṛṣṇa dice:



tad viddhi paraṇipātena paripraśnena sevayā

upadekṣyanti te jñānaṁ jñāninas tattva-darśinaḥ




Bhagavad-gītā 4.34



“Para adquirir conocimiento de la Verdad Absoluta, uno debe acudir a Śrī Guru, inquirir de él en forma sumisa y prestarle servicio. El guru, quien es un jñānī (experto en los significados del śāstra) y un tattva-darśī (auto realizado en la Verdad Absoluta) puede iluminarte con conocimiento trascendental pues ha visto la verdad”.



Se dice además en los Upaniṣads:




tad-vijñānārthaṁ sa gurum evābhigacchet

samit-pāṇiḥ śrotriyaṁ brahma-niṣṭham


Muṇḍaka Upaniṣad, 1.2.12





“Para aprender la ciencia trascendental, uno debe acudir a un maestro espiritual. Al hacerlo, uno debe llevar combustible para quemar en el sacrificio. El síntoma de tal maestro espiritual es que es experto en la conclusión védica y, por lo tanto, está constantemente ocupado en el servicio de la Suprema Personalidad de Dios”.


Para lograr vijñāna (jñāna con prema-bhakti) de la entidad absoluta suprema, llevando samidha (madera para el sacrificio), la cual, en otras palabras, es considerada una representación de la fe sublime, uno debe, con el cuerpo, la mente y las palabras completamente rendidas, acudir a un guru que conozca el tattva de Śrī Kṛṣṇa y la esencia de los Vedas.



En el Śvetāśvatara Upaniṣad (6.23):



yasya deve parā bhaktir yathā deve tatha gurau
tasyaite kathitā hy arthāḥ prakāśante mahātmanaḥ



“El verdadero significado de las escrituras es revelado solo a esas grandes almas que tienen la misma fe inquebrantable y parā-bhakti (devoción trascendental) por su guru que por el Señor Supremo”.



Una declaración similar se encuentra además en el Śrīmad-Bhāgavatam (11.2.21):



tasmād guruṁ prapadyeta jijñāsuḥ śreya uttamam

śābde pare ca niṣṇātaṁ brahmaṇy upaśamāśrayam



“Quienquiera que desee seriamente alcanzar la felicidad real debe buscar un maestro espiritual fidedigno y refugiarse en él mediante la iniciación. La calificación de tal maestro espiritual es que ha realizado la conclusión de las escrituras mediante la deliberación y debe poder convencer a otros de tal conclusión. Debe entenderse que tales grandes almas, quienes se han refugiado en el Señor Supremo, dejando de lado todas las consideraciones materiales, son maestros espirituales autorizados”.




tāte kṛṣṇa bhaje, kare gurura sevana
māyā-jāla chuṭe, pāya kṛṣṇera caraṇa



Caitanya-caritāmṛta, Madhya-līlā 22.25





“Si el alma condicionada se ocupa en el servicio del Señor mientras que simultáneamente cumple las órdenes de su maestro espiritual y lo sirve, puede salir de las garras de māyā y volverse apto para tomar refugio a los pies de loto de Kṛṣṇa”.



A partir de las anteriores evidencias de las escrituras, es muy claro que la relación entre guru y śiṣya (discípulo) es eterna y trascendental. Gurudeva es descrito como el svarūpa y prakāśa (manifestación) de Bhagavān. Por lo tanto, él debe ser siempre adorado como Bhagavān. Solo por su misericordia, puede una jīva encadenada con los grilletes de māyā liberarse y, después de situarse en su posición constitucional pura, ocuparse en el servicio a Śrī Bhagavān. Sin la misericordia de Śrī Gurudeva, el bienestar supremo de la jīva es imposible.



Por otro lado, la relación entre el yajamāna y el ṛtvik es temporaria y basada en el interés propio y en la satisfacción de los deseos mundanos. Se trata de una relación que dura poco. Entonces, desde tiempo inmemorial, el sistema de guru-paramparā, conocido también como āmnāya o sat-sampradāya, ha prevalecido en las escrituras. Las cuatro líneas de sucesión de maestros espirituales fidedignos se han originado en  asociados de Bhagavān, a saber, Śrī Lakṣmī, Śrī Brahmā, Śrī Rudra y Śrī Sanat-kumāra. En la era de Kali, Śrī Rāmānujācārya, Śrī Mādhvācārya, Śrī Viṣṇusvāmī y Śrī Nimbāditya respectivamente son los cuatro ācāryas, famosos como seguidores de las personalidades anteriormente mencionadas. Guru-paramparā (la sucesión autorizada de maestros espirituales) permanece siempre prevaleciente en las líneas āmnāya de estos cuatro ācāryas. Inclusive en la Advaita sampradāya (seguidores de Śaṅkarācārya), se preserva la tradición de guru-paramparā.



guru kṛṣṇa-rūpa hana śāstrera pramāṇe
guru-rūpe kṛṣṇa kṛpā karena bhakta-gaṇe



Caitanya-caritāmṛta, Ādi-līlā 1.45





“De acuerdo con la opinión deliberada de todas las escrituras reveladas, el maestro espiritual no es diferente de Kṛṣṇa. El Señor Kṛṣṇa en la forma del maestro espiritual libera a Sus devotos”.



śikṣā-guruke ta' jāni kṛṣṇera svarūpa
antaryāmī, bhakta-śreṣṭha, — ei dui rūpa


Caitanya-caritāmṛta, Ādi-līlā 1.47





“Uno debería saber que el maestro espiritual instructor es la Personalidad de Kṛṣṇa. El Señor Kṛṣṇa Mismo Se manifiesta como la Superalma y como el más grande de los devotos del Señor”.



Entonces, en la tradición de nuestra sampradāya, hay lugar para el dīkṣā-guru, el śikṣā-guru, el bhajana-guru, el patha-pradarśaka-guru, el caitya-guru, etc. Sin embargo, no encontraremos ninguna declaración que recomiende aceptar un ṛtvik-guru o la tradición ‘ṛtvik’ para ejecutar el sādhana de paramārtha (la meta trascendental más elevada). Ni siquiera en la Śaṅkara sampradāya encontramos una mención de tal utilización de la tradición ṛtvik. ¡Qué decir entonces de las cuatro sampradāyas Vaiṣṇavas!



Pregunta: En estos días no vemos la tradición del guru-paramparā. Algunos gurus se están cayendo, incapaces de cumplir con los requerimientos de un guru, y parece además que hay escasez de gurus autorizados. Algunos dicen que Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja mencionó brevemente ṛtvik en sus cartas. ¿Es eso cierto? Ellos cuestionan cuál es el peligro en aceptar dīkṣā a través de tal sistema ṛtvik o a través de sus grabaciones de audio ahora que él ya no está presente.



Respuesta: En la presente era de Kali mucha gente se irrita tan solo al oír la palabra ‘guru’ debido a la mala conducta, las actividades que van en contra de los principios del bhakti y las caídas de tantos supuestos gurus. Así, en tiempos presentes, algunos presentan la idea de que Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja fue el último guru fidedigno y que después de su desaparición no hay más sad-gurus en este mundo. Por lo tanto, ya no es necesario que nadie acepte un guru viviente pues los ṛtviks continuarán con este śiṣya-paramparā (sucesión discipular) y darán dīkṣā simplemente haciendo uso de grabaciones de la propia voz de Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja cantando el gāyatrī-mantra.



Este concepto es totalmente especulativo y está en contra de los mandatos de las escrituras. El guru-paramparā o línea āmnāya es eterno y ha perdurado desde el tiempo de la creación. Esta línea de guru-paramparā ha existido hasta el presente sin interrupción, y continuará existiendo en el futuro. Declarar que no hay gurus fidedignos en el mundo en el presente ni los habrá en el futuro es una opinión atea. Debido a que Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja es una figura preponderante en nuestra sampradāya eterna, es obvio que él no establecería nada en contra de guru, sādhu y śāstra.



Algunos hablan de aceptar dīkṣā mediante grabaciones de audio de grandes personalidades después de su desaparición. Hay varios defectos en esta ideología. Antes de dar dīkṣā, un guru examina las características, los pensamientos y las intenciones del aspirante. Similarmente, por un período determinado, el candidato observa el gurutva (grandeza), la conducta, la actitud y el bhajana de su guru. Cuando ambos están satisfechos, solo en ese momento, se hace el arreglo para dar y aceptar dīkṣā. Este proceso no es posible mediante grabaciones si el guru ya no está físicamente presente. No es posible para un medio de audio examinar al aspirante ni es posible para este último observar, la grandeza, conducta y modalidad de bhajana del guru mediante una grabación.



En la historia de nuestra sampradāya, es bien sabido que Kṛṣṇa Dvaipāyana Vedavyāsa fue un santo y guru perfecto de Dvāpara-yuga. Pero, aun así, su sat-śiṣya, Śrīla Mādhvācārya, tuvo darśana directo de Śrīla Vedavyāsa, quien había aparecido alrededor de cuatro mil años antes que él. A pesar de estar altamente calificado, Śrīla Mādhvācārya nunca pensó que podría volverse un discípulo de Śrīla Vedavyāsa sin la presencia física de este último. Al oír las oraciones de Śrīla Mādhvācārya, Śrīla Vedavyāsa apareció en persona delante de él y le dio dīkṣā. En las escrituras pueden encontrarse muchos ejemplos similares. Un guru fidedigno puede manifestarse en cualquier parte por las oraciones de un śiṣya fidedigno. Para la gente ordinaria, el proceso de aceptar dīkṣā consiste en recibir el kṛṣṇa-mantra de un guru autorizado que conozca el kṛṣṇa-tattva, pero en el caso de los uttamādhikārīs, el bhāgavata-paramparā es visible en todas partes. En consecuencia, no es un hecho comprobado que una grabación de audio sea un medio autorizado y efectivo para dar dīkṣā.



Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja nunca aceptó ni mencionó siquiera una tradición de ṛtviks actuando como gurus en ninguna parte en sus libros autorizados ni apoyó tal tradición en sus cartas personales. Lo que sea que él hubiese dispuesto definitivamente no fue ‘ṛtvik-guru’, lo cual, por otra parte, es una contradicción de términos. El haberlo llamado así es causa de dificultad para él frente a aquellos que conocen las escrituras védicas.



Como puede verse, es muy importante considerar el significado escritural de la palabra ṛtvik, término que se aplica únicamente cuando un yajamāna emprende un yajña para la satisfacción de sus deseos materiales. Debido a que el yajamāna es en sí mismo ignorante de las reglas védicas para la realización de sacrificios, él designa los ṛtviks, quienes son virtuosos y conocedores de los Vedas, para la ejecución exitosa y el logro de los resultados deseados.



Al considerar este principio, puede conjeturarse que un guru, siendo ignorante de los dīkṣā-mantras y sus significados, designará un ṛtvik más calificado que él mismo que actuará como su representante para dar dīkṣā a otros. Algunos dicen que Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja designó ṛtviks que darían dīkṣā a sus discípulos. Si esta declaración es considerada válida, significa que ellos están acusando a Śrīla Svāmī Mahārāja de ser un guru no calificado, un yajamāna ignorante quien, para la satisfacción de sus deseos materiales, habría designado ṛtviks más calificados que él mismo. Tal aseveración no puede ser correcta, pues implica algo totalmente imposible. En el sendero hacia alcanzar la realidad absoluta suprema, Bhagavān, este concepto inventado sobre el ṛtvik no es práctico y contraría las conclusiones escriturales.



Pregunta: ¿Cómo se relaciona un discípulo con su guru una vez que este último ha entrado en aprakaṭa-līlā (la entrada del guru en los pasatiempos eternos de Kṛṣṇa en el mundo espiritual)?



Śrīla Bhaktivedānta Nārāyaṇa Gosvāmī Mahārāja: Un discípulo debería pensar, “Él es mi Gurudeva. Él es eterno. Él está aquí todavía”. Cuando oramos por algo, él nos inspirará. Él es eterno, en todas partes y en nuestros corazones también. Él no ha dejado su cuerpo. Su cuerpo y todo en relación con él es trascendental. Por lo tanto, no se preocupen. Nuestra relación con él permanece como era.



Pregunta: ¿El ejemplo de Śrī Mādhvācārya acudiendo a Śrīla Vyāsadeva muestra que un discípulo inspirado puede, por así decirlo, convocar a un ācārya que ha partido y entrado en el aprakaṭa-līlā y pedirle iniciación? Por supuesto, Mādhvācārya estaba en una situación especial. Él era una expansión empoderada del Señor y uno de los cuatro sampradāya-ācāryas.



Śrīla Bhaktivedānta Nārāyaṇa Gosvāmī Mahārāja: Mādhvācārya fue un discípulo directo de Vyāsadeva. Cuando Mādhvācārya estaba presente, unos cuatro mil años habían transcurrido desde que Vyāsadeva había desaparecido de este mundo. Sin embargo, Mādhvācārya sabía que Vyāsadeva estaba vivo aún y que era eterno. Entonces, le oró a él en Badarikāśrama y le imploró, “Deseo tener tu darśana y ser iniciado por ti”. Mientras él oraba, Vyāsadeva se hizo presente personalmente, y Mādhvācārya le manifestó su deseo. Fue así que Vyāsa le dio iniciación y luego desapareció.



En conclusión, podemos ver con estas preguntas y las repuestas dadas por Śrīla Gurudeva que esta teoría ṛtvik recientemente emergente es totalmente especulativa y no está fundamentada en ningún śāstra.



En 1972, Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja escribió que quería que sus discípulos fuesen “independientemente meditativos”. Tenemos que entender las conclusiones filosóficas de las śāstras (siddhānta); de lo contrario, no podremos ser fuertes. Sin estar bien establecidos en las conclusiones de Śrī Guru y de las śāstras, estaremos expuestos a escuchar tonterías y caer.






siddhānta baliyā citte nā kara alasa

ihā ha-ite kṛṣṇe lāge sudṛḍha mānasa


Caitanya-caritāmṛta, Ādi-līlā 2.117





“Un devoto sincero no debería ser negligente en lo que respecta a la discusión de tales conclusiones, considerándolas controversiales, pues tales conclusiones fortalecen la mente y el intelecto”.




En otra carta en 1972, él dijo, “Ellos están predicando tonterías y la gente los acepta, pero si alguien quiere ser engañado, ¿qué puede hacerse?” Es por eso que debemos entender esta cuestión, si no alguien forzará sus especulaciones sobre nosotros, causando nuestro desvío en la vida espiritual.



Ellos están tratando de poner una variable en el sistema paramparā eterno al decir que el sistema tal como ha existido no es aceptable o relevante en este momento. Ellos alteran la filosofía y los procedimientos del sistema paramparā eterno en una dirección particular que no está alineada con el principio de guru, sādhu y śāstra.



El sistema guru-paramparā de gurus vivientes ha existido desde tiempo inmemorial sin interrupción, y continuará existiendo de la misma manera en el futuro. Incluso el Señor Rāma, el Señor Kṛṣṇa y el Señor Caitanya aceptaron gurus fidedignos vivos. Decir que Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja es el último guru autorizado no está en la línea de guru, sādhu y śāstra. Esta premisa no se encuentra en ningún lado en sus libros ni en las śāstras. Tener asociación directa y comunión con Śrī Gurudeva es esencial. Un kaniṣṭha-adhikārī confundido (devoto neófito) puede tratar de obtener ayuda de esta filosofía ṛtvik o de alguna otra ideología cuasi religiosa, pero ninguna de estas son nuestro siddhānta Vaiṣṇava, y uno ciertamente será desviado por ellas.



La asociación directa con Śrī Guru es el primer paso en el sendero del servicio divino. Śrīla Prabhupāda Bhaktisiddhānta Sarasvatī dice que Śrī Guru ha de ser servido en cualquier entidad y que si no es servido, nadie puede ser servido verdaderamente. Él dice además que no deberíamos oír hasta que estemos autorizados a oírlo de nuestro divino maestro, Śrī Gurudeva.



 Traducción al español: Amrtananda das

Publicado con la autorización expresa de 

Sripad Bhaktivedanta Madhava Maharaja
Edición para Radharanikijay.tk: Hari-rasa das

ARTÍCULOS

.

Contáctenos!:

Contáctenos!: